La sacó barata

Italiano jugó un flojo partido y perdió merecidamente por 1 a 0 ante Acassuso. El Quemero hizo méritos como para quedarse con una goleada pero falló en la definición.


Completamente desconectado estuvo Italiano esta tarde. Quizá con la ausencia de un armador de juego como Gabriel Alderete se pueda explicar en parte esta situación, pero claramente hay muchas más falencias individuales y colectivas que derivan en actuaciones como estas.

Todavía, cuando ya se disputaron ocho fechas, no se sabe cuál es el equipo titular. Eso genera falta de confianza. Partiendo de atrás hacia delante, el arquero volvió a ser Rodrigo Drago, el mismo que había comenzado el campeonato y que después fue reemplazado por Gonzalo Acevedo, uno de los refuerzos pedidos por el entrenador. Evidentemente, ninguno termina de conformar.

Esa falta de confianza transmite irregularidad en líneas generales. Esa irregularidad te hace ganarle 4 a 1 a Estudiantes jugando un partido excelente y, a la vez, perder 1 a 0 ante un Acassuso que mereció mínimamente tres goles más.

El elenco dirigido por Walter Otta se ponía en ventaja a los 39 minutos de la etapa inicial por intermedio de Franco Caballero, quien aprovechó un descuido de la defensa del Azzurro tras un tiro libre. Desde ese momento empezó a encontrar espacios en el fondo de la visita y contó con varias ocasiones como para liquidar el pleito. 

Era una buena posibilidad para superar a Colegiales en el promedio. Sin embargo, el Tano dejó pasar otro tren y se complica cada vez más en su afán por permanecer en la divisional.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=